© 2019 Fábrica de dulces DULCIMAN SL

Todos los derechos reservados

Quiénes Somos

Nuestra Empresa...

Nuestros premios...

El origen de la empresa se remonta al siglo XIX, iniciándose a partir de un negocio familiar de panadería y bollería. 

 

En la década de los años 50, un hijo del fundador, D. Alejandro García-Miguel Laguna y su mujer Trinidad Castillo Gómez-Carreño siguiendo la tradición familiar, la repostería, abren una pequeña tienda donde venden sus propios dulces.


Desde los primeros años de su existencia DULCIMAN ofrecía una variedad deliciosa de productos, que poco a poco alcanzarían el reconocimiento de los habitantes de Madridejos y los pueblos de alrededor.

 

En el año 1993 los hijos de Alejandro fundan la fábrica, dedicándose a la elaboración de dulces típicos manchegos.

 

DULCIMAN elabora sus productos partiendo de recetas tradicionales del entorno de Madridejos recopiladas en un libro recetario familiar.

 

En la actualidad la actividad más importante de DULCIMAN la constituye la elaboración de la Rosquilla Frita Artesana de Corte Clásico, receta cedida a Trinidad por "La Tía Venera", cocinera del convento de las Clarisas en Madridejos.

 

La mayor parte de la producción de Rosquillas Fritas de DULCIMAN se comercializa a través de distintas marcas de distribución que han confiado en la calidad y la garantía que ofrece DULCIMAN.

 

La voluntad de DULCIMAN es seguir ofreciendo los mismos productos sin variar la receta original, ofreciendo la misma calidad que nos hizo crecer y llegar hasta usted.

 

DULCIMAN ha querido siempre ofrecer a sus clientes el mejor producto de dulces típicos artesanales. Por ello seguimos innovando, para obtener siempre productos que se adapten a los gustos de cualquier edad.
Este empeño le ha llevado a obtener el LAUREL DE ORO por su positiva trayectoria empresarial y el MASTER INTERNACIONAL DE EMPRESAS INTERMASTER por la alta calidad del producto artesano y prestigio de su dirección empresarial.

 

 

Alejandro García-Miguel Laguna